¡Se regocijan los gamers! Científicos revelan estudio que afirma que no hay vínculo entre videojuegos y violencia

Los científicos afirman que no hay evidencia para soportar la teoría popular que dice que los videojuegos inducen a los jugadores adultos a comportarse de una manera más violenta.

 

 

El estudio, publicado en “Computadoras en el Comportamiento Humano“, trata de refutar la teoría llamada efecto de imprimación ( priming effect del inglés). Su noción es que los videojuegos inducen o imprimen a los jugadores a comportarse en cierta forma, y mientras más realista el juego es, mayor la posibilidad que estar expuesto haga al jugador agresivo.

 

 

Después de numerosos experimentos previos con resultados inconclusos que dicen que si buscas literatura sobre ello solo verias que están ligados a conclusiones sensacionalistas; investigadores de la Universidad de York investigaron con más de 3,000 participantes en los que realizaron dos experimentos que comparan diferentes tipos de juegos realistas.

 

Investigaciones pasadas sugieren que los juegos realistas inducen a que los gamers sean más violentos y conlleva a crear comportamiento antisocial.

 

 

El primer estudio comparaba el tiempo de reacción relacionado a la inducción. Los participantes jugaron juegos en los que serían o un auto evitando choques o un ratón evitando ser atrapado por un gato. Si un jugador fue inducido por sumergirse en el juego entonces este categoriza objetos relacionados con el juego de una manera más rápida.

 

 

El Dr David Zendle, del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad, declaró que ese no fue el caso entre los dos juegos. citó: “Participantes que jugaron el del automóvil no fueron más rápidos al categorizar imágenes de automóviles, y en algunos casos, su reacción fue significativamente lenta.

Los investigadores también hicieron muñecos esqueléticos, en el ordenador, moverse de una manera realista emulando los movimientos de como un esqueleto humano caería realisticamente después de ser herido. También emplearon tácticas reales como las que usaría un soldado real para determinar si mientras mas realista el personaje más se incrementa la inducción impresa en los jugadores.

 

 

Y no lograron encontrar diferencia de haber sido inducido entre jugadores que jugaron los juegos realistas y aquellos que no lo hicieron. Los resultados sugieren que los juegos realistas no llevan a ninguna agresión real.

 

 

Solo porque un juego tenga violencia realista no significa que el jugador será agresivo.

 

 

También se determinó que los videojuegos violentos no causan efectos a largo plazo en la empatía de quien los juega, y algunos juegos podrían, en realidad, desarrollar las habilidades cognitivas en los gamers.

 

 

Pero los científicos dicen que es necesario hacer más estudios, especialmente para investigar el efecto que los juegos violentos podrían causar en los niños y adolescentes.

 

 

El Doctor David Zendle afirma que es necesario aplicar más estudios en otras áreas del realismo para ver si tienen los mismos resultados, por ejemplo la inclusión de contenido extremo como la tortura, o que tal personajes permanentes con realismo violento.

 

 

Quitando lo sensacionalista de la gran mayoría de propuestas anteriores, este estudio vuelve a traer este controversial tema a la mesa de conversación. Solo nos queda esperar más resultados de la Universidad de York y de los demás científicos que se unan al debate.