Adolescentes adictos al teléfono no son tan felices como los que juegan deportes y se divierten en vida real.

No es sorpresa para ningún padre que el uso excesivo del teléfono hace infelices a los adolescentes. Asi lo dice un estudio realizado por la Universidad de San Diego que abarcó a más de un millón de adolescentes entre 8vo y 12vo grado en estados Unidos.

El estudio reveló que esos adolescentes que pasan más tiempo en redes sociales, videojuegos, texteando y videollamadas en sus teléfonos no son tan felices como los que juegan deportes y salen e interactúan con humanos en vida real.

Esto resulta muy alarmante porque según varios estudios la edad inicial en la que los niños están recibiendo teléfonos inteligentes o tablets está entre 6 años (tablets) y 10 años (su propio teléfono).

Otro estudio revelo que los telefonos inteligentes incrementan la depresión y el suicidio entre las adolescentes. En el estudio afirman que el riesgo de suicidio aumenta en 71% en en niños que usaban el teléfono de 4 a 5 horas al dia. independientemente si eran videos de gatos o cualquier otra cosa. lo que afectaba era el tiempo no el contenido.

La abstinencia no resuelve nada si no se toman acciones correctivas haciendo que el adolescente perciba por sí mismo que solo debe usarlo como mucho 2 horas al día.

La solución es simple: Somos el ejemplo de nuestros niños integrate a alguna actividad física aunque sea solo a caminar y llévalos contigo, despierta la sana competitividad a traves de los deportes y vivirán una vida larga y feliz.